Seguidores

Buscar


El Puente de la Siberia

Presentación de la ACSiberianos

La 1ª Transiberiana

lunes, 23 de mayo de 2011

Salida del día 22/05/2011: La Vía Verde, Girona-Olot-Girona

Trayecto 321
22/05/2011

La Vía Verde: Girona-Olot-Girona

Hora: Entre las 8:30 y las 16:00 horas
Tiempo: soleado; calor; lluvia a la hora de comer
Terreno: en perfectas condiciones

Grupo:


 Los integrantes de esta salida, por orden alfabético, han sido: Álex, José Ángel, Miguel, Óscar, Pepe, Raúl, Rosana y Salvador.

Incidencias:

Ha habido de todo en esta bonita salida, pero vamos a empezar diciendo que hoy ha venido con nosotros por primera vez una chica; así como lo oís; se trata de Rosana y es hermana de José Ángel; junto a ella también nos han acompañado por primera vez su compañero sentimental Raúl, y Álex; todos ellos han demostrado tener un magnífico nivel; esperamos verlos con nostros otra vez muy pronto; dicho lo dicho, vamos ya a lo nuestro, que tenemos mucho que contar y todo bueno; habíamos quedado a las 6:30 en la plaza de las Palmeras los únicos 4 siberianos que hoy hemos representado a nuestra querida ACS, y allí estábamos Pepe, Miguel y un servidor a la hora prevista; José Ángel se retrasaría unos minutos debido a que los Mossos se empeñaron en hacerle la prueba de alcoholemia; de nada sirvió que le vieran vestido de ciclista y con la bici en la baca; resultado: 0,0; sí, sí ... pero si nos hubieran hecho la prueba a algunos unas horas después, a lo mejor hubiéramos dado positivo; jajaja; ya lo contaremos, ya ...

  Aquí estamos algunos instantes después
de llegar a Girona

Sin ningún tipo de incidencias llegamos a Girona, donde desayunamos como Dios manda, a unos metros de la vía verde, y allí acudieron pasadas las 8:30 Óscar y Álex; a Óscar hacía ya bastante tiempo que no lo veíamos, pero seguro que a partir de ahora algún que otro día se dejará caer por aquí; lo mismo que Álex; tras los saludos y presentaciones de rigor empezamos la vía, que durante los primeros kilómetrros transcurría por un sendero paralelo a la carretera, aunque perfectamente señalizada; íbamos a un ritmo cansino, explicando mil y una anécdotas, cómó le gusta a más de uno; a medida que avanzábamos, el paisaje se iba haciendo cada vez más bonito; los senderos eran espectaculares y perfectamente cuidados; cada vez nos encontrábamos con más ciclistas; de vez en cuando nos parábamos para apreciar mejor el paisaje y hacernos fotos, tal y como a más de uno le gusta.


 En esta foto tan sólo faltan Raúl y Rosana, con
los que nos encontraríamos poco después

 El ambiente en el grupo era formidable; reíamos a mandíbula batiente; de vez en cuando venía alguna pequeña rampilla que superábamos sin mayor dificultad; y así, con muy buen humor, nos hemos presentado en Amer, que era el lugar de encuentro con Raúl y Rosana, quienes debido a un problema mecánico en una de las bicis y las dificultades para aparcar debido a un mercadillo que había en esta localidad, se han presentado bastante más tarde de la hora prevista; pero ello ha sido una bendición, como ya veréis; el resto del grupo nos hemos parado justo al lado de un pequeño merendero, y allí mismo hemos querido dejar bien alto el pabellón de la ACS, lo cual sin duda alguna hemos conseguido.


 Pepe y Salvador haciendo amigos, aunque al mismo
tiermpo dando buena cuenta del vino y del queso

Estábamos al lado mismo de dos abuelos octogenarios que estaban disfrutando en el merendero con las manos ocupadas, ya que con una sujetaban un porrón de vino de primerísima calidad y con la otra un queso manchego de aquéllos que pensábamos que ya no se hacían; a un servidor enseguida se le ha abierto el apetito ... vamos, para más exactitud, se me estaba haciendo la boca agua de ver a aquellos dos (uno maño y el otro gallego, para más señas) dando cuenta de aquél fabuloso caldo y rico mánjar;  no sé como he podido aguantar allí sin rechistar casi un cuarto de hora, pero el caso es que al final, sin poder aguantar más, me he dirigido a éllos poniendo cara de desmayao; aquellos dos, al verme, no han podido negarse a socorrerme y en seguida me han ofrecido el porrón; yo, haciendo ver que creía que lo que había en su interior era agua (a pesar del color rojizo) le he pegado un trago que ha dejado tambaleándose el recipiente, y a continuación, como el que no quiere la cosa, me he interesado por el queso, alabando la estupenda pinta que tenía, tanto que el maño no ha tenido más remedio que preguntarme si quería probarlo; imaginaros la respuesta; al final me he zampado medio queso y casi un litro de vino; menos mal que no estaban por allí los Mossos con el alcoholímetro, que si no ...; mi hermano Pepe, al ver como estaba disfrutando, también se apuntó.


 Aquí solo falta Pepe, ya que fue
 el que hizo la foto

Después de esto ha llegado ya Rosana y, tras recoger a Raúl, hemos proseguido nuestro camino;el paisaje a partir de este pueblo era incluso más bonito y cada vez había más gente; estábamos disfrutando de lo lindo; en un momento dado hemos tenido que parar para arreglar un pinchazo sufrido por Óscar; Olot no estaba ya muy lejos, aunque Rosana, con buen criterio ya que hacía mucho tiempo que no salía en bici, ha preferido quedarse a esperarnos junto con Raúl en el restaurante en el que a la vuelta debíamos parar a comer; así hemos podido incrementar el ritmo, tanto que unos kilómetros antes de llegar a Olot hemos descolgado bastante a Óscar; al final, Pepe ha preferido quedarse a esperarlo con la intención de regresar ambos al restaurante en donde nos esperaban Rosana y Raúl y degustar unas cervezas mientras tanto; alguno seguro que se estaba acordando del maño.


 La belleza del recorrido salta a la vista,
 el buen ambiente también.

José Ángel, Miguel, Álex y un servidor hemos continuado con la marcha, ahora ya a una velocidad de vértigo, aunque hemos tenido que parar nuevamente debido a un nuevo pinchazo; esta vez de un servidor; tras comprobar que la cubierta tubeless estaba totalmente seca y colocar una cámara, hemos continuado hasta que hemos llegado al primer letrero que nos indicaba que habíamos llegado a Olot; allí mismo nos hemos hecho las fotos de rigor y hemos dado ya marcha atrás para llegar al restaurante en un tiempo récord.


 Esta es la prueba de que al menos los que
aparecemos en la foto llegamos a Olot

En el restaurante ya nos estaban esperando los demás; algunos con una cerveza en la mano; la comida también ha estado muy bien; incluso ha llovido bastante, haciendo que la temperatura bajara un poco; la vuelta ha sido espectacular, aunque un poco antes de entrar en Girona hemos cogido un camino que no era el nuestro, lo que ha originado que hiciéramos unos cuantos kilómetros de más; ello nos ha obligado a ir campo a través durante bastante rato y cruzar varias veces una riera, con la bici sobre el hombro, jugándonos el tipo ante la presencia de unos perros que, menos mal, que estaban atados, porque si no ... no sé lo que hubiera pasado.

Datos técnicos:

Como ya sabíamos, la salida no ofrecía ninguna dificultad, ya que el terreno prácticamente era llano, desde el principio al final; la tendencia era a subir muy suavemente desde Girona a Olot, con algún que otro pequeño repecho que no ofrecía ninguna dificultad; esta ligera subida en el viaje de ida, luego lo supimos agradecer en el viaje de vuelta, ya que en este caso ello se traducía en bajada; la única dificultad, por decir algo, sería la larga distancia (más de 100 kilómetros), aunque en ningún momento el recorrido se hizo pesado, sino todo lo contrario; el itinerario se encuentra perfectamente señalizado en todo momento, por lo que no hace falta ni siquiera llevar mapa o GPS; como hemos dicho, de lo que se trataba era de pasarlo bien y eso es lo que hemos intentado y hemos conseguido. ¡Enhorabuena a todos!

Altimetría de la etapa

En el gráfico de más arriba se observa una distancia de tan sólo 101 km, cuando en realidad los kilómetros que recorrimos fueron más de 110; ello se debe a que hemos recortado todo lo que hicimos de más cuando nos perdimos en la vuelta.

 El recorrido de la etapa

I.B.P. 73 (normal)


10 comentarios:

  1. Hola!
    Muy chulo el blog y mejores fundadores y compañeros de aventurillas!
    Ha sido todo un placer compartir kilómetros, carcajadas y sobretodo, buen rollo. Prometo ponerme en forma y daros una paliza la próxima vez, jojojo! Un abrazooo!

    ResponderEliminar
  2. Un dia fantastico y un mejor ambiente,ya hacia tiempo que no lo pasaba tan bien,la ruta quitando la flojera que me dió antes de comer,fantastica. Un abrazo a todos MAQUINAS!!!

    ResponderEliminar
  3. Un fuerte abrazo tambien para vosotros, nos volveremos a ver seguro, Oscar y Rosana no dejeis de visitarnos y entrar en el chat ehh..
    Rosana, saludos a Raul

    ResponderEliminar
  4. Salva, me he reido como nunca leyendo la cronica, Te felicito de verdad jajaja. Rosana si llegas a verlo!! El maño y el gallego como entablaron conversación amena con Salvador y Pepe jojojo, y bueno estava el vino con queso.
    Te fueras reido un monton. Si es que somos los mejores ostieeeee.

    ResponderEliminar
  5. hola compañeros menudo dia mas chulo!! tenemos que preparar una ruta chula por my zona y si es con mas gente mejor que mejor,pero si son como vosotros ya seria la hostia!!
    una gente sana,compañera y buena gente chapo!!
    un abrazo compañeros.

    ResponderEliminar
  6. Un fuerte abrazo para tí también, amigo Álex, y para todos los demás; vamos a ver si podemos organizar una salida similar muy pronto; vale la pena.

    ResponderEliminar
  7. Por fin he podido poner comentario, Salva tienes que mirar esa opción que tienen en la SGA, fijate que hay una opción denominada NOMBRE URL. A ver si podemos tenerla nosotros por que es sencillisimo hacer coments con esa opción.

    ResponderEliminar
  8. Yo me he dado cuenta, Miguel; Dios aprieta pero no ahoga.

    ResponderEliminar