Seguidores

Buscar


El Puente de la Siberia

Presentación de la ACSiberianos

La 1ª Transiberiana

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Salida del día 25/09/2011: Piera

25/09/2011
Trayecto 353 (01)

"Piera"
(por Olesa y Esparreguera y vuelta por San Sadurní y Gelida)

Duración: entre las 7:30 y las 12:30 horas
Climatología: tiempo variable; aire fresco; temperatura agradable
Terreno: asfalto 100% en perfectas condiciones

Grupo:


Aquí tenemos a los participantes de esta salida, por orden alfabético:
Aurelio, Bernad, César, José, Manel, Miguel y Sergi; solo falta Gerardo,
que no terminó la etapa y de quien aún no tenemos foto.

Incidentes:

No han habido incidentes resaltables en esta bonita salida; la etapa podemos decir que ha empezado a las 7:30 horas, siendo este el momento en el cual cinco elegidos jinetes montados sobre sus briosos corceles han iniciado su andadura camino de la gloria, presos de su propio destino y sin más designio que pedalear hasta la extenuación; sí, así ha sido como nuestros portentosos guerreros Aurelio, Bernad, César, Gerardo y Miguel han iniciado esta insigne epopeya al levantar el alba; su primera mira ha sido dirigirse raudos como el viento hasta la plaza de Molins de Rei, en donde habían quedado con otros tres tenaces guerreros llamados a compartir en este memorable día la gloria que solo los dioses conceden a aquéllos que graciosamente han elegido por razones que se escapan al torpe entender de los mortales; de esta forma, a José, Manel y Sergi, incrédulos ab initio  pero sumisos ante su cita con la Historia, el destino también les había deparado una página en donde iban a quedar reflejadas sus andaduras por siempre, por los siglos de los siglos; ahora ya no son cinco los centauros llamados por el Todopoderoso para sentirse como dioses durante unos instantes, sino ¡¡¡ocho!!!, sí, ocho gloriosos jinetes con ganas de entrar en los confines de la leyenda; poco antes de las 8:00 horas han hostigado con mano amable, pero firme al mismo tiempo, a sus diabólicas monturas y se han apresurado a paso ligero, aunque no alocado, hacia Olesa de Montserrat, la tierra de los poderosos Espartanos, tomando por esta vez la acostumbrada senda que transcurre vigorosa por Pallejá, Sant Andreu de la Barca y Martorell; en Olesa ha sido donde Gerardo, emborrachado ya de gloria ha dicho ¡basta! y se ha vuelto a sus dominios poniendo fin a esta gloriosa cita, pero sabiendo que habrán otros ineludibles encuentros con la Historia en los que estará presente; los demás han continuado tomando un desvío que les ha llevado hasta Esparreguera, tras superar un puerto en el sendero que les ha obligado a azuzar enérgicamente a sus corceles, respondiendo éstos al instante, tan sedientos de fama como sus orgullosos amos; desde aquí, sin perder más tiempo, han puesto sus miras en Hostalets de Pierola y ha sido en este tramo donde José y Sergi han querido experimentar la sensación de convertirse, aunque brevemente, en los hijos de Céfiro, el dios griego del viento, galopando por estos lares como almas que lleva el diablo, aunque sin perder en ningún instante la protección de su ahora divino y orgulloso padre, Céfiro, incrédulo al no dar crédito, pese a presenciarlo atónito, cómo unas criaturas mortales eran capaces de superar, aunque solo fuera por una vez, su propia velocidad; "coño, coño, ...  ¿de donde habrán salido éstos?", fueron sus únicas palabras, sin saber que precisamente su pregunta llevaba implícita la respuesta, algo desconocido para él al no ser fruto de unión carnal alguna; nuestros intrépidos amigos, sin proponérselo, han llevado la confusión al resto de la tropa, haciendo que se estirara como si llevaran al mismo Demontre tras éllos, con ganas de cobrarse alguna pieza; y así ha sido como por fin han llegado a Piera, en donde han disfrutado durante unos minutos de un merecido descanso, aprovechando la presencia casual de una afable dama para inmortalizar el momento con oportunos testimonios gráficos para regocijo de todos nosotros, cosa que agradecemos. Pero el tiempo se les echaba encima, tanto que no han podido demorar más su placentero descanso y nuevamente han trepado hasta el lomo de sus fieles jamelgos y han proseguido su bendita marcha, esta vez con rumbo a la tierra del cava; puede que fuera por la impaciencia por llegar y poder degustar el mágico brebaje de Baco en Sant Sadurní de Noia o puede que fuera simplemente porque sus fabulosas monturas quisieran disfrutar de las esplendorosas praderas del lugar, pero el caso es que, fiel a las sabias explicaciones un día departidas generosamente por Justo y Miguel (ón), otrora soberbios jinetes aunque hoy en paradero desconocido, se han puesto a hacer la rueda alcanzando velocidades superiores a los 50 km/h, en llano, algo al alcance de muy pocos mortales, Cancellara con su pepino eléctrico al margen, llegando en un abrir y cerrar de ojos a la Ciudad del Cava, en donde gustosamente se habrían quedado a reponer fuerzas acompañados de algunos de los sabrosos asados que con toda seguridad estaban deleitando a más de un lugareño, regados con cualesquieras de los fabulosos caldos que tan sólo allí podemos hallar, pero no, el deber en esta ocasión finalmente lo ha impedido y, aunque algo remilgos, han continuado su viaje hacia Gelida primero, y a Martorell después, siempre a un ritmo que haría palidecer al mismísimo Usain Bolt a lomos de la gacela más veloz; tras superar la plaza de Martorell ha sido cuando se ha producido la única incidencia del día al romper una herradura el penco de nuestro amigo Aurelio, lo cual ha obligado a parar para su reposición, operación que el bueno de Sergi ha presenciado con mucha atención, pero a una prudencial distancia, sin tomar parte activa, tal y como ya nos tiene acostumbrados; tras todo ello han llegado al desvío de Sant Vicenç dels Horts y Molins de Rei, en donde Aurelio, Bernad, César y Miguel han proseguido por la vía de Sant Boi con dirección a sus respectivas moradas, y José, Manel y Sergi se han desviado para cruzar el puente de Molins de Rei hacia las suyas, aunque unidos todos ellos por esta histórica hazaña que hará que les recordemos ya durante el resto de nuestras vidas. Que así sea. Amén.

Los integrantes de la salida en Piera; tan solo falta
Gerardo, que se retiró en Olesa de Montserrat

Datos técnicos:

La etapa no ha sido excesivamente dura, cuanto menos a orografía se refiere, pero sí en cuanto a la distancia recorrida (más de 100 km) y sobre todo debido al fuerte ritmo impuesto tras llegar a Olesa de Montserrat; la etapa se inicia yendo precisamente hacia Olesa de Montserrat por el itinerario de costumbre, es decir, por la carreteera N-II vía Pallejá, Sant Andreu de la Barca y Martorell, en donde, sin entrar en el casco urbano, giramos a la derecha para tomar la carretera BV1201 con dirección a Olesa; desde aquí nos desviaremos por una carretera secundaria, pero en buen estado, subiendo un pequeño puerto con un desnivel medio de aproximadamente un 5% que nos dejará muy cerca de la Colonia Sedó, pasando por la Urbanización de Santa María del Puig, ya en Esparreguera, en donde tomaremos durante breves instantes la carretera N-II para dejarla rápidamente y tomar dirección Hostalets de Pierola a través de la carretera B-231, enlazando ya en Hostalets con la BV2243 que nos llevará en un santiamén  hasta Piera, nuestro destino en esta ocasión; desde Piera iniciamos el regreso a casa, aunque dando un largo rodeo dirigiéndonos a Sant Sadurni d'Anoia por la bonita carretera BV-2242, y desde aquí tomaremos ya la conocida carretera que nos llevará a Gelida y a Martorell, en donde tomaremos ya el mismo camino de la ida hasta llegar ya a casa por la carretera N-II.

Orografía de la etapa

Como hemos dicho la etapa no ofrece muchas dificultades, aunque su índice I.B.P. de 89 no miente, con lo cual no podemos catalogarla de etapa fácil, aunque solo sea por su distancia; lo más duro sería el puerto que encontramos entre Olesa de Montserrat y Esparreguera, de poco más de 3 km y un desnivel medio de aproximadamente un 5%; el resto de la etapa prácticamente es llana, aunque eso no priva para que encontremos algún que otro repecho en el tramo de Esparreguera y San Sadurni d'Anoia, aunque sin mucha dificultad añadida.

El recorrido de la etapa, desde El Prat de Llobregat

Índice I.B.P. 89 (duro)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada